Convierte tu informe anual en una experiencia digital emocionante

Expertos en Informes anuales Studio CREA

La comunicación digital no solo es ecofriendly, sino que ofrece una experiencia de lectura más dinámica y eficiente, con una presentación visualmente atractiva y con la incorporación de recursos visuales multimedia. Con todo ello, se facilita una comprensión más profunda y una mejor accesibilidad para todos los públicos.

Todas estas ventajas son las que mueven cada día a más organizaciones a considerar los formatos digitales a la hora de crear sus informes anuales y de sostenibilidad, las piezas más importantes de su comunicación corporativa.

Beneficios de los informes anuales en formato digital

1. Dinamismo y emoción. Los formatos digitales permiten un contenido mucho más dinámico, al poder incorporar diversos tipos de elementos como vídeos, audios o infografías animadas. De esta manera, los datos y mensajes son más atractivos y fáciles de entender, y generan una emoción difícil de lograr con la tradicional memoria impresa.

Las infografías animadas constituyen uno de los elementos visuales que están ganando terreno en este tipo de publicaciones, ya que permiten comunicar información muy compleja, como la que encontramos en los informes, de manera más efectiva.

2. Interactividad. Diseñar incorporando aspectos interactivos mejora notablemente la experiencia del usuario. ¿Por qué? La diferencia principal respecto a los contenidos estáticos es que el usuario puede navegar por el contenido de acuerdo con sus intereses y con el nivel de profundidad deseado, en lo que se denomina “exploración activa del contenido”. Un accionista querrá tal vez entrar en detalles financieros y, en cambio, es probable que un partner desee solo ver los resultados globales o el desarrollo de determinados proyectos. Para un periodista, un resumen y el mensaje del CEO de la compañía pueden ser lo más relevante, pero un potencial cliente tal vez desee conocer las políticas sociales o de sostenibilidad. Cada lector navega por el contenido de manera totalmente autónoma, entrando en tantos detalles como desee y yendo directamente a los temas de su interés.

De esta manera, las publicaciones interactivas permiten a los usuarios participar activamente en la experiencia de lectura –lo que a su vez aumenta su engagement–, interactuando con elementos multimedia que ofrecen una experiencia más dinámica, atractiva y flexible.

En este video-extracto de la Memoria Anual de SEAT puedes visualizar alguno de estos aspectos:

3. El vídeo, un gran protagonista. Entre los recursos multimedia destaca el uso del vídeo. Si se opta por incluir vídeos, deben tener una buena calidad de producción, así como un buen guion y una edición profesional, con una duración adecuada (breve) y subtítulos que garanticen su accesibilidad.

Entre los contenidos que se potencian mediante vídeos se encuentran:

  • Mensajes de personas clave de la organización (presidente, CEO...) para transmitir la visión y los retos clave. Poder ver y escuchar directamente a los líderes de la empresa es una de las grandes ventajas de los formatos digitales, algo impensable hasta hace pocos años con las memorias en papel.
  • Historias de éxito y testimonios de personas influenciadas por el trabajo de la organización. Esto puede ser especialmente relevante para los proyectos que tienen que ver con el informe de responsabilidad social y de sostenibilidad.
  • Highlights de la publicación, con la información presentada de manera resumida, destacada y accesible.
  • Proyectos específicos, visualizando desde la fase del concepto hasta la implementación, con entrevistas al equipo y demostraciones visuales.

4. Potencial para compartir contenido y generar difusión. Se pueden compartir fácilmente enlaces a la publicación digital a través de redes sociales, correo electrónico, newsletters y otros canales, amplificando su alcance de modo más global y eliminando las limitaciones geográficas asociadas con la distribución física.

Nuestra recomendación: segmentar el contenido y crear piezas específicas según la temática o los targets a los que se quiere llegar. Estas piezas pueden ser usadas por los distintos departamentos y por el propio equipo de comunicación, multiplicando y aprovechando de manera muy eficiente el contenido y los elementos visuales creados con ligeras adaptaciones. La infografía con datos sobre el impacto social para nuestras redes sociales, la política de contratación responsable para la newsletter interna, el vídeo sobre un nuevo producto para los medios de comunicación, etc., son solo algunos ejemplos de cómo, a partir del contenido generado, se puede segmentar y potenciar la comunicación de la compañía. 

De hecho, muchas empresas están empezando a plantear el informe como un elemento de branding corporativo.

5. Mejora de la accesibilidad. Este es un valor cada vez más transversal en las organizaciones, en coherencia con el objetivo de asegurar la inclusión de todas las personas y de integrar la diversidad, también en la comunicación. El formato digital permite incorporar funciones como subtítulos para vídeos, audiolectura, lectura fácil y otras opciones que mejoran la accesibilidad para personas con alguna discapacidad.

6. Análisis de datos. La digitalización de la comunicación, al igual que sucede con otras áreas, permite incluir herramientas de análisis para medir el engagement y comprender cómo interactúan los usuarios con la publicación: datos sobre la interacción, el tiempo de permanencia en las páginas, los elementos más vistos y las interacciones específicas proporcionan información muy valiosa.

Los equipos expertos en el diseño y la creación de contenidos de informes anuales planteamos cada proyecto para aprovechar al máximo las ventajas que ofrece una publicación digital. ¿Cómo lo hacemos?

7 pasos para crear una memoria digital

Nuestros especialistas, junto con los equipos de comunicación corporativa de las empresas, siguen un proceso que garantiza el rigor y la creatividad, aportando además un plus en dinamismo y emoción.   

Paso 1. Definimos los objetivos del informe anual y los públicos a los que queremos llegar. Tradicionalmente, las empresas tenían como target únicamente a sus accionistas, pero cada vez más compañías consideran a otros stakeholders como los clientes, los consumidores o los medios de comunicación. Esto ayuda a concretar qué información incluir y cómo presentarla.

Paso 2. Organizamos y estructuramos el contenido, considerando no solo los resultados financieros, sino también los eventos clave, proyectos, valores, acciones de responsabilidad social y todos los detalles importantes que incluir en la memoria anual.

Paso 3. Recopilamos el contenido, tanto en cuanto a datos como a elementos multimedia disponibles: fotos, gráficos, infografías, vídeos... Identificamos lo que ya se tiene, lo que deberá ser adaptado y lo que habrá que crear para que todos los mensajes lleguen de una manera atractiva y clara.

Paso 4. Listamos las alternativas de plataformas y formatos disponibles –incluyendo nuevos formatos innovadores– y elegimos en cuáles se presentará el informe: un sitio web, una presentación interactiva, un PDF pasapáginas, una aplicación móvil, un vídeo-resumen… Combinamos las que mejor responden a los objetivos, públicos y recursos de nuestros clientes.

Paso 5. Nuestro estudio especializado propone un concepto visual creativo y un diseño atractivo que reflejen la identidad de la organización y faciliten la comprensión del contenido.

Paso 6. Elaboramos el contenido y el diseño y realizamos la maquetación final del informe, incluyendo las adaptaciones a los formatos digitales escogidos. Es prácticamente imposible realizar este punto sin la intervención de nuestro amplio equipo de especialistas, ya que deben trabajar de manera coordinada –redactores, diseñadores, creadores de contenidos visuales, fotógrafos, traductores y programadores– para que todo sea consistente y atractivo. A tiempo y con rigor.

Paso 7. Publicamos el informe anual y nos aseguramos de que sea accesible para los públicos objetivo del cliente. Planteamos en qué medios se va a realizar la difusión y cómo se van a combinar los distintos formatos y enlaces, de manera ágil y fácil.

Nuestra recomendación: pensar desde el inicio en este paso ayudará a crear algunos elementos adicionales aprovechando el contenido generado, como por ejemplo un vídeo-resumen con los highlights del informe o un vídeo-teaser para impulsar la lectura en determinados públicos interesantes para la empresa.

En resumen:

Crear tu informe anual en formato digital puede proporcionar una experiencia más rica, emocional y atractiva a los lectores. Los contenidos llegan de manera más ágil y accesible a todos los públicos de tu organización. Aprovechar todas las ventajas de los formatos digitales te ofrece la posibilidad de convertir tu informe anual en una potente acción de branding corporativo.

Últimos artículos publicados

¿Tienes un proyecto en mente y quieres consultar a un experto?

cross